jueves, 19 de enero de 2012

pasta en salsa de vino blanco

Esta salsa es muy versátil, es la clásica salsa marinera, yo la utilizo para un montón de cosas y es mi salsa preferida para los pimientos rellenos.
Pasta en salsa de vino blanco

Ingredientes:
  • pasta
  • vino blanco
  • cebolla (un cuarto más o menos de una de tamaño normal)
  • uno o dos diente de ajo
  • harina (la que sea, de trigo, maiz, garbanzo...)
  • perejil
  • sal, pimienta, cayena (o chile) y aceite de oliva
Elaboración:

Se cuece la pasta según instrucciones, se escurre como un minuto antes de estar al punto.

Mientras, para la salsa se pica finita la cebolla y se echa en una sartén con una cucharada de aceite, se va haciendo a fuego medio, una vez que esté transparente se añade el ajo también picado, cuando estén dorando ambos ingredientes se añade una cucharada de harina y se sigue revolviendo durante cuatro o cinco minutos para que se cocine la harina y no dé sabor a la salsa, el fin de este ingrediente es que espese la salsa, es prescindible si tenemos tiempo y queremos que reduzca la salsa poco a poco o si, simplemente, preferimos que no lleve harina o que esté más líquida.

Ahora se añade el vino, como una taza de desayuno, sal, pimienta y algo de picante molido. Se cocina, removiendo de vez en cuando, cinco o diez minutos a fuego lento hasta que la salsa espese, entonces se echa el perejil bien picadito y, un par de minutos después se mezcla con la pasta, se hacen ambos ingredientes juntos durante otro par de minutos y ya está listo.

Observaciones:

Es un plato rápido y sencillo que en un momento dado nos puede sacar de un apuro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario